Como escuela Lasallista es y se define a si misma como un lugar de evangelización, de formación humana y científica donde las personas se desarrollan, construyen y vitalizan una comunidad educativa, se comprometen en la promoción de la justicia y en el servicio del más necesitado, buscando la propia realización y la de su comunidad a la luz de los valores evangélicos.